LA ARAÑA DE PATAS LARGAS.


Colgada en su tela desprolija, en algún rincón del techo, encontramos esta araña de cuerpo increíblemente chico y patas finas, que envuelve a sus presas antes de morderlas. Si la asustamos (por ejemplo, con un palito o le tiramos una pelotita de papel) nos sorprenderá girando frenéticamente su cuerpo mientras mantiene las patas fijas en la tela.
Nombre científico:

Pholcus phalangioides.



La araña de patas largas, Pholcus phalangioides.
La vas a ver colgando de los techos patas para arriba.